Twitter icon
Facebook icon

Fundación e Historia

El origen de esta localidad se remonta al pasado jesuítico, cuando en 1.633, los padres Pedro Romero y Cristobal Mendoza – fundan la Reducción Nuestra Señora de Santa Ana, asentándolas originalmente en la Sierra del Tapé (hoy Rio Grande de Sul- Brasil). La codicia de las bandeiras paulistas genero permanentes ataques a las reducciones jesuíticas de la región, en busca de riquezas y esclavos. Arrasados y destruidos los pueblos 1.638 comenzó el éxodo hacia Misiones. El padre Agustín Contreras pudo finalmente luego de atravesar innumerables penurias, establecer unas 500 personas al pie del cerro Peyurí (hoy Santa Ana) en 1838, iniciando así el asentamiento definitivo de la reducción en nuestra región. Aquí crecieron y prosperaron al punto que en 1.674

850 indios, alcanzando su mayor población en 1.768 con unos 4,500 habitantes. La expulsión de los jesuitas de toda la región por orden del rey de España, produjo la decadencia y el ocaso de las reducciones jesuíticas. Sin embargo, Santa Ana vuelve a renacer hacia fines del siglo pasado. Por la época se traza la picada de Santa Ana – Bonpland San Javier que interconectaba de Oeste a Este el territorio. Para ese entonces, el naturalista francés Bonpland, ya había hecho en el primer cuarto del siglo pasado plantaciones de yerba mate para su industrialización en la zona, razón por la cual fue perseguido y encarcelado por el dictador paraguayo Gaspar Rodríguez de Francia, quien ordeno la destrucción de las plantaciones. Casi un siglo tuvo que pasar para que se registrase – también en Santa Ana – un nuevo intento para redescubrir la germinación de la yerba mate. A principio de este siglo, Antonio Llama y Benito Zamboni, investigan y ensayan con semillas silvestres con resultados positivos. Por esta razón Llama fue perseguido por el monopolio yerbatero de la explotación de yerba natural, que no quería competidores. Sin embargo Zamboni en 1908 obtuvo la primer cosecha de plantación de cultivo, abriendo desde Santa Ana el camino que convertiría a Misiones en la primer productora de yerba mate del mundo.

De los pioneros de Santa Ana se recuerda además a José Silveira Márquez que en 1872 llego desde Brasil para quedarse. En 1.885 llego el francés Luis Gory, que años mas tarde seria intendente. En 1.897 se radica Antonio Martos Juarez y en final de siglo pasado el italiano Benito Zamboni y el español Antonio Llama.

En 1905 desde el Líbano llegan Andres y Alejandro Hadad. Luego llegarían Allan Stevenson y Vicente Reinaldi, entre otros que fueron consolidando el progreso de la localidad. La Primera Comisión de Santa Ana, ordenada por el gobernador Rudecindo Roca luego de la federalización de Misiones el 16 de Octubre 1.882, para integrarla fueron designados Pablo Pomar, Jose Marquez, Enrique Puck, Jose M. Caballero y Leon La Monier. El 14 de Diciembre de ese mismo año, renuncia Pablo Pomar designándose en su lugar a Joaquin Alvez. Dos meses mas tarde renuncian Caballero y Puck, que son reemplazados por José Echenique y Reginaldo Krieger, 1.886 se habilito la primera escuela de la localidad siendo su director Manuel Romero. Así esta localidad una de las mas antiguas de Misiones el esplendor de la época jesuítica y su ocaso, para renacer a fines del siglo pasado para convertirse en punto de partida de la historia yerbatera moderna. El progreso en Misiones, las rutas, las nuevas colonias y los nuevos pueblos fueron modificando su condición de cabecera regional para convertirse con el tiempo en lugar de paso.

El presente encuentra a su pueblo y su gobierno municipal unidos en la empresa de generar para Santa Ana un nuevo tiempo de progreso.

Los patronos de de esta localidad son Santa Ana y San Joaquin, cuya festividad se celebra todo los 26 de Julio.

Términos y condiciones de uso (Abre en ventana nueva)